Visitas

Recibe todos los nuevos posts en tu móvil

Suscribirse a Feeds

Tradúcelo a tu idioma

viernes, 28 de junio de 2013

Encontrar trabajo en 2014: ¿conoces las nuevas reglas del juego?




Publicado originalmente en el Diari Segre (ver original)

Liderar la propia vida es la primera responsabilidad del líder. Y, en la vida, encontrar trabajo/mejorar la carrera profesional es una de las 2 o 3 actividades más importantes de todas.

Anticiparse al futuro, planificar, prepararse por anticipado, ha sido siempre, y lo seguirá siendo, uno de los requisitos del éxito, y, también se aplica en este caso.

Las herramientas que utilizaremos próximamente en esta tarea, ya se están utilizando en otros países (en EEUU sobre todo) y otras están en versión “beta” y se harán populares en poco tiempo. Os voy a describir 2 tendencias de éxito en la utilización de estas herramientas, para que las tengáis en cuenta en la planificación de vuestra carrera profesional.

- Networking. Se perfila como fundamental. El 80% de las personas están encontrando o cambiando de trabajo mediante sus contactos. Sólo el 20% lo consigue a través de los portales de empleo. Las redes sociales (LinkedIn, Twitter, Facebook, Youtube, Pinterest, etc.) son básicas. Nos proporcionan nuevos contactos y hacen nuestra base de conocimiento más amplia y extensa. Seamos conscientes de que la estrategia que usemos en la búsqueda (¡y en el mantenimiento!) de los contactos es fundamental para nuestro futuro profesional.

Tampoco olvidemos que no basta con tener una dirección y una foto de un contacto en nuestro ordenador o en la nube. Hay que conocerse, tratarse, para generar confianza mutua. Tienen que existir relaciones personales con los contactos por detrás de la pantalla del ordenador/tablet/móvil. Relaciones presenciales, si se puede, y, si no, pues vía Skype, telefónicas, etc.

¡Es imprescindible! Sin relaciones personales, tener contactos en las redes sociales no sirve para nada. Os recomiendo que os leáis el libro “Nunca comas solo”, de Keith Ferrazzi, si queréis seguir una estrategia de éxito en este campo.

Pero ojo, no nos tenemos que meter en todas las redes sociales. Es imposible, por falta de tiempo. No tendríamos efectividad, pues nuestra “masa crítica” sería demasiado pequeña en todas ellas y no seríamos efectivos en ninguna. Hay que seleccionar 2 ó 3, (¡4 como máximo!) que se adapten mejor a nuestra estrategia  y apostar fuerte por ellas, con dedicación de tiempo y recursos. Así podremos ser “visibles” y obtendremos la efectividad que buscamos.

- ¡Adiós al CV tradicional! El típico CV que conocemos todos ya no es usado por la mayoría de grandes compañías (En España tampoco). Es verdad que, en España y, especialmente, en Cataluña, hay muchas micropymes (en Cataluña el 95% de las empresas) y esta tendencia, aún no está muy arraigada en ellas, pero el futuro irá avanzando en esta dirección, que marcan las grandes compañías.

El CV de ahora es “lo que hay sobre ti en la red”. Ya alguien dijo, hace ya tiempo, que “si no sales en Google, no existes” y se está avanzando rápidamente en esa dirección.

Los reclutadores 2.0 usan herramientas avanzadas de selección de candidatos (la más conocida y utilizada es LinkedIn, pero existen otras, muy potentes y mas específicas para los reclutadores), que les permiten “observar” al/la candidato/a en la red. Valoran cómo le ven otras terceras personas: jefes, colegas, clientes, proveedores, partners, etc. También evalúan sus habilidades y aptitudes: su creatividad, la calidad de los contenidos que publican, validaciones de su perfil, grupos en que participan, intereses, etc.

En resumen: el futuro está lleno de oportunidades. Anticípate. ¡Que tengas un feliz día 2.0!

sábado, 15 de junio de 2013

Encuentra Tu Empleo: Hazlo con éxito



  1. Ser amig@ de la realidad
 Tenemos que apreciar los datos que la realidad nos brinda. Nos los informa para nuestro bien. No podemos seguir teniendo en la cabeza “nuestros deseos” de cómo queremos que sean las cosas. Si nuestra mente permanece en la fantasía... perderemos.
Los cambios en el mundo del trabajo han sido profundos y no tienen “vuelta atrás”. Los más destacables son:
1)      Desaparición de trabajos poco cualificados para autónomos y empresas pequeñas; y concentración del trabajo cualificado en un número de empresas cada vez menor y de mayor tamaño.
2)      Las empresas que quedan, evitan los costes fijos (los contratos fijos) y subcontratan proyectos concretos cuando los necesitan.
3)      Desaparecen rápidamente trabajos en ciertos sectores y aparecen profesiones totalmente nuevas, también muy rápidamente (ejemplos: “Community manager”, “Gestor de Linkedin”, “Coach personal”, etc.)
Cuando detectamos que una profesión va a desaparecer, no conviene mantenernos “fieles” a ella y “mirar hacia otro lado” como si la cosa no fuera con nosotr@s. Debemos aceptar que “las cosas son como son” lo más rápidamente posible y “engancharnos” a los “vientos favorables” de profesiones que están en auge.
De ahora en adelante ya no van a existir nunca más las profesiones y los puestos de trabajo “para toda la vida”. Aparecerán y desaparecerán profesiones con gran celeridad. Pues, ¡aceptémoslo! y tengamos “la nariz” siempre dispuesta para “olfatear” hacia donde se mueven las necesidades de los clientes y de los mercados. El cambio ha de ser nuestro aliado. Digámosnos a nosotr@s mism@s con convicción: ¡viva el cambio!
  
  1. ¡Usa la tecnología!
 La tecnología acompaña a la especie humana en su desarrollo desde los albores de la humanidad. L@s que la evitan o a l@s que les da miedo... ¡están perdid@s!
No hay edad ni momento peor ni mejor para aprender a usar la tecnología. El momento adecuado es... ¡AHORA!
Si no nos encontramos “a gusto” en las redes sociales e internet, las posibilidades de encontrar trabajo se van perdiendo cada vez más. A mí me han servido mucho estos dos libros:
-         Título: “Los mejores trucos para Internet”
Autor: Francisco Chante Ojeda
Editorial: Ediciones Anaya Multimedia
  
-         Título: “Google Blogger”
Autor: Heather Wright-Porto
Editorial: Ediciones Anaya Multimedia
(¡Ambos los conseguí gratis en la biblioteca municipal de mi población!)
  
  1. ¡Alerta con internet!
 No nos confundamos. Si solamente tenemos ya email, página web o un blog “colgado” en internet, no sirve de nada. En internet está el mercado, están los clientes, está el trabajo..., eso es cierto. Pero en internet no basta “estar” con la “boca callada”... Hay que ¡“gritar”! para que te oigan. Si no lo haces así, l@s demás “pasarán de largo”, porque no somos suficientemente “visibles”. Para ser visibles hay que participar en grupos o foros de discusión, aportando valor en las discusiones, creando nuestro blog o nuestra web, aportando servicios de calidad y convincentes.
Las redes sociales Linkedin y Twitter (estar inscrito + participación activa) son herramientas imprescindibles para conseguir lo que buscamos (esas dos son las que yo uso). También se pueden usar otras: Facebook, Youtube,... etc. ¡tampoco hay que usarlas todas! Eso nos llevaría a “des-concentrar” nuestro esfuerzo y a... ¡¡no ser “visible” en ninguna de ellas!! (“tip”: concéntrate en 1 ó 2)   
  
  1. ¡Tú eres tu propi@ gestor@!
 La “marketabilidad” de tu candidatura la gestionas... ¡TÚ! Cómo esté el mercado de trabajo no depende de ti. De ti sí depende: tu buen humor, tu sonrisa, tu amabilidad, tu sinceridad, tu profesionalidad, tu imagen personal,... etc.
Si con la excusa de “cómo está el patio” o la de “con la que está cayendo”, gestionamos mal “nuestras cartas”, somos culpables. ¡La moral siempre al 100!, caiga quien caiga. No hay que tirar la toalla en lo que sí depende de nosotr@s. Debemos estar super-convencid@s de que lo que dependa de nosotr@s lo vamos a hacer siempre bien.
Asegúrate a ti mism@ de que lo que no dependa de ti, ni intentarás “controlarlo”, ni sufrir porque las cosas no son “como tú quisieras”, etc. Hay que aceptar “las cartas” que te dan, sin más. El/la buen/a profesional se concentra siempre en jugar lo mejor posible con las cartas que le han tocado... No pierde su tiempo, ni sus recursos, ni su entusiasmo lamentándose de que “le hubiera gustado que le hubiesen repartido otras cartas”…
  
  1. No confundir “empleo” con “trabajo”
 Es más cierto decir a l@s demás (¡...y decirnos a nosotr@s mism@s en nuestro diálogo interno) “no tengo empleo” que “no tengo trabajo”. De hecho, esto último es falso. Trabajo tenemos tod@s... ¡y mucho!

- Podemos estudiar o prepararnos para adquirir un nuevo conocimiento o habilidad (3 días, 4 semanas,... 6 meses... ¡da igual!) Si hemos dicho antes que las demandas profesionales cambian rápido, es lógico y normal que tengamos que “parar” en nuestra ejecución profesional para adaptarnos a las nuevas tendencias y necesidades profesionales... Pero, ojo, la preparación también es trabajo (como también son “trabajo” los entrenamientos de muchas horas al día de Rafa Nadal para poder luego jugar 2 o 3 horas y… ¡poder ser un gran jugador!) 

- Podemos colaborar con alguna ONG, vecin@s del barrio, asociación profesional, etc. Eso ¡sí es trabajo!: aprendemos, nos relacionamos, nos conocen y mantenemos “a punto” nuestros conocimientos profesionales y nuestras habilidades sociales.

- Muchas veces vivimos como individuos aislados. No nos relacionamos lo suficiente. Sol@s podemos poco. Si nos unimos, podemos conseguir grandes cosas. Hemos de salir del anonimato y de la fantasía de esperar que el trabajo llegará a mi casa... ¡Hemos de salir a buscarlo! Pero no directamente, ofreciéndonos a personas que no nos conocen de nada y a las que no les generamos confianza. Para conseguir que nos contraten, primero nos deben conocer y que les generemos confianza. Y eso pasa por hacer nuevas amistades, relacionarnos con grupos nuevos, etc. Recordar que de las amistades y conocid@s salen el 90% de las colocaciones. (Eso es la realidad de la pura estadística).

En definitiva, aplica la fórmula ganadora:

Acepta el entorno real + Juega bien “tus cartas” + Aprovecha el cambio
¡Que pases un buen día y que seas feliz!



Contrátame como Speaker

AddThis